Tema 5: Visualidad e identidad. Visualidad y narrativa

1. Imaginarios

En un tema anterior desarrollé lo que era el imaginario. Pues las imágenes construyen nuestro imaginario. Por ejemplo:

– Si nos piden que pensemos en la creación de Adán, todos pensaremos en algo así:

lacreacion

 

 

 

 

 

 

 

 -Si nos piden que pensemos en el bombardeo de Guernica, pensaremos en algo así:guernica20picasso

 

 

 

 

 

 

Ésta es la forma más clara de ver que las imágenes, en este caso la obras de arte, construyen nuestro imaginario. Pero que aparezcan estas imágenes en vez de otras es curioso, pues no vemos lo que queremos ver, si no los que otros quieren que veamos.

No vemos las cosas como tal sino como los pintores la pintan. Las imágenes nos mediatizan, pero ¿es en realidad la imagen o una persona que elige esa imagen? Somos menos libres de lo que pensamos si nos tragamos el imaginario sin reflexionar. Los imaginarios cambian y por consiguiente nosotros también. Es decir, no somos los que nos creemos que somos.

Otro ejemplo de cómo influye lo que vemos en nuestra forma de ver el mundo puede ser: comunion_jedi21

2. La identidad se puede trabajar en el aula

La identidad es una buena fórmula para trabajar en el aula. ¿Dónde nos sitúa la imagen? ¿Cómo me cambian a mí? Las imágenes nos cambian a hombres y mujeres y hacen que nosotros inconscientemente adoptemos roles. Pues el deseo oficial es que el hombre sea agresivo dejando a la mujer en un lugar horrible. ¿Qué modelo de pensamiento tenemos? calvin_klein

Si ésto es lo que los niños ven todos lo días en la televisión, ¿a qué tipos de niños nos enfrentamos? Son niños cuyos imaginarios están basados en la sexualidad. Poniendo al hombre en una postura dominante y a ella en una postura sumisa.

Más claro imposible, este anuncio de Calvin Klein me parece terrorífico, éste y todos los parecidos. En especial todos los de Calvin Klein, yo cogía y lo despellejaba vivo. Me parece que hecha por tierra la labor de muchas personas, en cuanto a la instauración de la igualdad, la coeducación y la tolerancia. Sin embargo, llega este señor, o cualquier otro, e impone loq ue quiere que veamos. Forma la sociedad a su imagen y semejanza.

Me veo incapacitada de intentar “lavar las mentes de los niños” cuando le hable de que hombres y mujeres, niños y niñas tienen los mismos derechos. Lo que yo les diga entrará por un oído y saldrá por otro. Pero aún así sacaré fuerzas de donde no haya para intentar salvar esta sociedad que se está consumiendo cada vez más en pensamientos retrógrados.

Nos encontramos ante una mujer que por encontrar ese amor romántico que desde pequeña le han inculcado es capaz de cualquier cosa, y un hombre educado a ser el dominante, a que se le haga caso y a ser el líder. Que cuando no se hace lo que él dice no le importa recurrir a gritos y bofetones. Todas estas cosas son el resultado de una sociedad manipulada por  los más poderosos, dónde vemos lo que ellos quieren que veamos para poder controlar nuestras mentes. ¿por qué si no hay cada vez menos revueltas juveniles? Estamos educados a la sumisión y a la obediciencia como cualquier mujer debería ser. Nos lavan el cerebro y nosotros sin enterarnos… niños y niñas viven en esta sociedad y sus esquemas mentales no se modifican con tanta facilidad. Nuestra labor debe ser enseñarles a reflexionar sobre las imágenes que nos rodean y que influyen en nuestra forma de vernos y de ver a los demás.

3. ¿Por qué actuamos cómo actuamos? ¿Qué dicen las imágenes de mí? ¿me comporto como las imágenes quieren que me comporte?

Si nos paramos a pensar friamente qué es lo que nos influye a la hora de comportarnos como tal… deberíamos empezar a analizarnos a nosotros mismos. A mi parecer, lo que nos influye de una forma más directa son las imágenes, y las que más poder persuasivo tienen son las imágenes publicitarias, que en su mayoría son sexistas y denigrantes para las mujeres pues para nosotras los anuncios nos hablan en primera persona diciéndonos algo así como que:  “Eres un cuerpo. Lo demás poco importa. No se trata en la publicidad de plasmar una persona femenina en toda su integridad y sus “deseos” reales. Sólo importa su Cuerpo, ese cuerpo de mujer pasivo e insinuante, melancólico, cariñoso o seductor. Ese cuerpo, despiezado la mayoría de las veces, que sirve como reclamo de cualquier tipo de producto. No ella, sino su cuerpo es el soporte de tornillos -piernas- , bebidas, – labios -, bujías – senos -, viajes – traseros -, etc., que no encuentran otro aliciente en sus productos publicitarios que estar asociados a cualquier parte del cuerpo femenino. Cuanto más erótica sea la zona elegida mejor, más vendible será el objeto en cuestión. Un respingón trasero juvenil para anunciar un tabaco, una mujer a medio vestir para publicitar un vídeo, otra tomando sol en una playa para una cerveza”

Como he ido repitiendo a lo largo de este blog, las imágenes nos contruyen, contruyen nuestro pensamiento y nuestra forma de ver la realidad. Ejemplo de ello es la publicidad. La publicidad contruye una imagen d ela mujer y otra del hombre totalmente distinta la una de la otra. Marca patrones de identidad que son repetidos hasta la saciedad y que si no lo compartes, eres rechazado por la sociedad. Creo que es por eso por lo que la gente adopta este tipo de roles, roles que además haces tuyos sin darte cuenta. Si continuamente aparecen fotos de chicas estupendas y nuestro medio nos recuerda constantemente que debemos gustarle a los demás, apoyándose en nuestra baja y endeble autoestima, al final, acabaremos cediendo. Un claro caso de esto es la siguiente foto, mensajes como estos nos bombardean en las cristaleras de este monopolio como es “Bodybell”, una empresa que se encarga en la cosmética y que nos toca un poco más nuestra baja moral de que no somos “perfectas”, como las chicas de los anuncios.siudoiuew A mí, personalmente me parece denigrante que mientras paseo con mi amplia sonrisa porque hoy me veo la mujer más guapa del mundo, me veo esto y, sinceramente me rio porque creo que yo valgo más que aquellas chicas de goma que salen en los anuncios.

Sin embargo, hay muchísimas chicas que se infravaloran y al encontarse cone sto, lo único que hacen es sentirse inferiores aún más si cabe.

Todas las chicas quieren ser las más guapas, para así encontrar pareja, que ella no esté sola. á todo muy retrógrado, pues las mujeres deben estar con alguien para que a ese alguien le de hijos y una familia. Poco a poco vamos transmitiendo valores incongluentes para esta sociedad ¿desarrollada? en la que vivimos. Con estas cosas tenemos que tener cuidado. Nuestros alumnos se encuentran con imágenes como éstas todos los días, que sin quererlo, les crean una forma de ser y de actuar.

Como recurso para trabajar en el aula, podríamos analizar a la Cenicienta que si alguien se hubiera atrevido con una historia tan insípida para dormir a mi hermano, él hubiera pedido a gritos una de dragones, de monstruos… Pero a nosotras… dale que dale siempre con el mismo cuento…. y lo peor es que nos encantaba!!!

Yo, que no puedo reprimir mi línea de pensamiento, creo que era una manera de prepararnos para el futuro:

“Tú limpia, que el día que aparezca el hombretón del sombrero de plumitas, con esos pantaloncitos gays, te vas a salvar para toda de trabajar“… y nosotras, muy inocentes, seguíamos dándole al plumero como locas. Ya desde los personajes, el asunto viene mal barajado… 

Analicemos:

* Cenicienta,cenicienta-limpiando1 además de haber tenido la desgracia de perder a sus padres (sin contar que las segundas nupcias del fulano habían sido por lo menos desafortunadas), era medio tonta, ¿Nunca se le ocurrió reclamar su parte de la herencia y mudarse? ¿Nunca le tentó la posibilidad de mangar algunas joyas de las parientastras y darse a la fuga?
Y no me vengan con la opresión femenina, porque para la misma época Blancanieves, por salvarse el pellejo, se fue a vivir al bosque y no con uno, ni con dos… sino con siete enanos…!!!
hermanastras-y-madratras-2
* Las hermanastras y su madre eran tontas o ciegas. ¿Cómo no la van a reconocer por más vestido de Armani que le haya conseguido el hada? A menos que la varita hiciera cirugías plásticas, cosa que no consta en los libros.

* El príncipe debía ser un prenda bueno. No se me ocurre otro motivo por el cual el padre debiera organizarle un baile para conseguirle una novia… No estamos hablando de un Sastrecillo Valiente piojoso, ni de un Gulliver miserable. El tipo era príncipe…

* El Rey estaba más loco que una cabra… mira que que proponerle al principito que se case con la primera “a la que le entre el zapato”… ¿O estaba desesperado por quitarse de enmedio al prícipe?

Como vemos, todos los personajes de la historia son, como diría un profesor mío, “fronterizos”, porque están en la frontera entre la subnormalidad y la tontería mas profunda; y eso que no voy a hablar del hada madrina porque no existe… Todos estos personajillos forman un cuento que sólo nosotras podíamos escuchar una y otra vez sin poner en duda la salud mental del relator.

ceniescobaAhora bien… la moraleja de Blancanieves es: “desconfía de los espejos parlantes” o “no comas manzanas”… la de Caperucita: “no comas nietas y abuelas en el mismo almuerzo” (dieta disociada para lobos) o bien “no agarres la autopista para ir a lo de tu abuela”, o “no mandes a tu hija pequeña sola por el bosque, desgraciada!”. ¿Pero cuál es la moraleja de La Cenicienta? “Cállate y sigue limpiando niñaa!!”. Cenicienta es el paradigma de los finales felices, que consisten en conseguir un maromo con pasta al cual desposar (que se usará en adelante, para todas las novelas y comedias románticas de la historia, salvo “El Club de las Divorciadas”).

En cambio los varones, tienen su meta en Tarzán, quieren ser Gulliveres, viajeros, Caballeros de la mesa redonda, osea, una vida interesante que no dependía de ninguna señorita de la limpieza ni de ningún patético “hado padrino” que les convirtiera los zapatos en BMW ni Mercedes…. todo esto es lavado de cabeza, una programación neurolingüística para futuras “príncipedependientes”, que después se completa con cuestiones como “hay siete mujeres para cada hombre”, “si no se casó a los 30 algo malo tendrá”…

La solución mágica, la respuesta a las plegarias antiplumero… es enseñar a nuestras niñas y niños a verse como iguales, a poner en duda lo que ven y que se formen una mirada creativa y creadora… ¡Qué empiezen a tener una mirada crítica! Aunque todas tenemos un poquito de esto ¿no? 011

 

 

 

 

 

 

 

Con todo esto rollo no puedo terminar si concluir que nuestra vida es una historia manejada por algunos que quieren manejarnos para que seamos lo que ellos quieren  pues somos un producto final. ¿No hemos parado a pensar por qué nos vestimos como nos vestimos?  En fin… vivimos en una sociedad del espectácula de la cual no podemos escapar, es como una tela de araña que nos atrapa y no podemos salir… pero si somos conscientes de todo esto, ya que no podemos escapar, tendremos que aprender a coexistir y que nos influya lo menos posible.

Anuncios
Published in: on febrero 1, 2009 at 5:24 pm  Dejar un comentario  

The URI to TrackBack this entry is: https://martiita90.wordpress.com/2009/02/01/tema-5-visualidad-e-identidad-visualidad-y-narrativa/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: